Saltar al contenido

Proyecto de túnel en Bélgica revela la historia de vertido de productos químicos de 3M

junio 10, 2022


La fábrica de 3M en Amberes, Bélgica, cerca del túnel Oosterweel propuesto.

La fábrica de 3M en Amberes, Bélgica, cerca del túnel Oosterweel propuesto.
Foto: David Pintents/Belga Mag/AFP (imágenes falsas)

Un aleccionador informe de investigación publicado el viernes por Bloomberg pone en perspectiva los esfuerzos que han hecho 3M y los gobiernos locales para ocultar la gravedad de la exposición global al PFOS, o ácido perfluorooctanosulfónico. Y no habría salido a la luz si no fuera por un proyecto de túnel en Amberes.

En el centro de la controversia está el Oosterweel Link, un túnel subterráneo propuesto que conectaría los extremos de la R1, la carretera que no es del todo circular de Amberes. Este túnel pasaría muy cerca de una planta de 3M y directamente bajo tierra contaminada con PFOS, un «químico permanente» utilizado en recubrimientos hidrofóbicos que es casi imposible de erradicar del suelo, el agua y el cuerpo humano.

Se encontró que gran parte del suelo analizado directamente sobre el camino del túnel contenía más de 3 microgramos de PFOS por kilogramo de tierra, un nivel que el gobierno regional flamenco considera un riesgo para la salud. Cerca del final del túnel más cercano a las instalaciones de 3M, el suelo supera los 300 microgramos en algunos lugares.

La construcción de Oosterweel está actualmente en suspenso, después de que los residentes y activistas bloquearan un acuerdo secreto entre el constructor del túnel, Lantis, y 3M para mover camiones llenos de suelo contaminado a los terrenos del productor químico. Ya se había transportado parte del suelo, y el plan era que la tierra se ensamblara en un «muro de seguridad» de 21 pies de altura que irradiara toxinas. los expertos han vinculado a colesterol alto, diabetes, trastornos hormonales e inmunológicos y cáncer testicular, entre muchas otras cosas. De Bloomberg:

El año pasado salieron a la luz detalles de un acuerdo secreto. En 2018, 3M llegó a un acuerdo confidencial que permitía verter la tierra más tóxica del proyecto Oosterweel en su sitio, con un plan para crear una pared de tierra tóxica de proporciones alucinantes: casi una milla de largo, 21 pies de alto y en menos 82 pies de ancho.

“Todo esto es una locura”, dice Thomas Goorden, un activista que desempeñó un papel clave en revelar la contaminación de 3M. “Esencialmente, el gobierno decidió suprimir toda la historia del PFOS aquí para construir un túnel”. Con la ayuda de Goorden, grupos de ciudadanos y organizaciones no gubernamentales presentaron desafíos legales que detuvieron la construcción del túnel y la pared de tierra tóxica, al menos por ahora.

The story has all the hallmarks of an environmental health crisis in the modern era, like statements that prioritize corporate reputation over doing right by the people you poisoned:

Through a spokesman, 3M denied any criminal behavior. “3M acted responsibly in connection with products containing PFAS and will continue to vigorously defend its record,” the spokesman said.

…the exploitation of nonsensical legal loopholes that would be hilarious if it didn’t directly shorten people’s life expectancies:

Lantis argued Flemish regulations allowed it to move the soil without treating it as toxic waste as long as it served a function, in this case a security wall. Lantis estimated it would cost €63 million to move all that soil. 3M’s cost would be €75,000.

…and government officials that have perfected the art of pointing fingers at everyone but themselves:

The parliamentary committee investigating the scandal issued its report at the end of March and concluded that 3M is to blame for the historical PFAS contamination in the area. It accused the company of not communicating openly about the pollution, but it didn’t hold anyone in government accountable, despite ministers approving the project.

Now 3M faces a criminal lawsuit in Belgium for illegally dumping waste. La pieza Vale la pena leerlo, especialmente porque esta es una crisis al alcance de todos. 3M fue nombrado en un promedio de más de tres demandas relacionadas con PFOS diariamente el año pasado, por Ley Bloomberg. 3M era consciente de los peligros de la exposición al PFOS Hace 50 añospero recién en 2018 se vio obligada a resolver una demanda del Fiscal General de Minnesota por $ 850 millones, en el que se le dejó libre y se le permitió no admitir ninguna irregularidad. No será tan fácil en un caso criminal.



Source link